31 jul. 2011

Guerra - A. Rimbaud

De niño, ciertos afinaron mi óptica: todos los carácteres matizaron mi fisonomía. Los Fenómenos acaecieron. Ahora, la inflexión eterna de los momentos y el infinito de las matemáticas me acosan en este mundo donde padezco todos los logros civiles, donde gozo del respeto de la extraña infancia y recibo grandes muestras de afecto. Sueño con una guerra, legítima o forzosa, de lógica sumamente imprevista. 
Tan sencillo como una frase musical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario