9 nov. 2011

Lo imposible - Hugo Mujica.


Llueve sobre
el silencio de un plato vacío,

                           llueve
                           y se desborda lluvia.

Hay que derramarse hasta
                           lo imposible de uno mismo:

la herida sin decirse sangre,
                                                     el alma sin saberse alma.